Bar Puerto


Bar Puerto

DVD. Elkar, 2010

bar-puertoLibro-CD trilíngue (euskera-castellano-inglés) que recoge el espectáculo multimedia que Kirmen Uribe junto a Mikel Urdangarin y Josu Eizagirre llevó a los escenarios el invierno del 2000. El espectáculo combinaba poesía, música, video e Historia Oral.

Escribe Kirmen Uribe en el prólogo a la obra:

A veces la vida facilita mucho el trabajo al escritor, y le muestra delante de sus ojos aquello sobre lo que debe escribir. Entonces no cabe el miedo ni tampoco valen las disculpas. El escritor debe enfrentarse a la escritura sin remedio. Algo parecido me sucedió con el proyecto de Bar Puerto, después de que al comienzo del nuevo milenio planificaran el derribo de la casa de mis abuelos. No podía pasar por alto ese acontecimiento, debía registrarlo de alguna manera.

Compartí mi inquietud con el realizador de cortometrajes Josu Eizagirre. Quería grabar la demolición de la casa y mostrar cómo la pérdida de un espacio también conlleva la pérdida de su memoria. Partiendo de esas imágenes quería crear un espectáculo que incluyera también relatos orales, literatura, vídeo y música. El objetivo era introducir las imágenes en el espectáculo, aparte de la poesía y música habituales, sin que parecieran un mero adorno. Para ello se grabarían testimonios que reflejaran las vidas de personas reales. Enseguida nos interesamos por la gente del pueblo de Ondarroa capaz de transmitir una crónica del siglo XX a través del relato de sus vivencias. Comenzamos por la Guerra Civil y proseguimos con los años oscuros de la posguerra, la posterior llegada de los marineros gallegos en la década de los sesenta, la eclosión de la cultura pop en los setenta, los estragos causados por el Sida en los ochenta, y la emigración africana de la década de los noventa. Para terminar, un marino contemporáneo, que viaja en avión para salir de pesca.

Bar Puerto es una narración urbana ubicada en un microcosmos. El hilo conductor es el diario de un realizador anónimo. Aunque los testimonios sean verdaderos, el diario es de ficción. Y como todos los diarios, está formado de fragmentos, de recuerdos, de apuntes, de referencias”.